sábado, 13 de diciembre de 2014

Mi experiencia con la odiada Bronquiolitis

¿¿Qué es la temida Bronquiolitis??
Pues no es mas que un resfriado mas causado esta vez por un virus con nombre y apellidos, el Virus Respiratorio Sincitial o mas conocido por VRS. En teoría provoca un resfriado de aúpa que dura entre 7 y 10 días, notando el empeoramiento sobre el 3er dia, y pudiendo durar sus síntomas mas levemente como la tos hasta 4 semanas; ahí es ná!!

Pues bien, mi hijo tampoco pudo librarse de pillar la dichosa Bronquiolitis siendo un bebito de 2 meses y poco.

Como toda madre en cuento llegó el frío invierno de 2013, enfundé a mi niño en mantas, pero no nos libramos de que empezara con moquitos, y corriendo al pediatra:
- "No es nada tranquila, suero nasal y listo"



A la semana con los mismos mocos ooooo más:
- "No es nada, solo mocos, el pecho limpio, suero nasal y un poquito incorporado para dormir"

A la semana acudimos a urgencias por que era domingo y no estaba su pediatra, el peque ya tiene mocos y tos:
- "Un resfriado, lavados nasales con suero fisiológico, postura semi incorporada para dormir y control de temperatura"

Al dia siguiente cuando voy a cambiarle el pañal al peque veo que respira de forma distinta y se le notan las costillitas a respirar, obviamente corriendo al hospital (de la seguridad social), conclusion:
Le hacen un aerosol de adrenalina y a casa
- "Bronquiolitis leve, lavados nasales.....semi incorporado... no volver a urgencias si no tiene fiebre mayor de 38 grados o se pone morado"
- Cómooooo???
Sali con cara de pocos amigos de alli y pensando que si se ponia morado no creia que llegaramos a urgencias obviamente, total que la siguiente parada fue urgencias del hospital (privado en esta ocasión), tras ver a mi hijo la pediatra de guardia lo dejo ingresado:
- ¿¿¿Cómo va a estar bien un niño de 2 meses con este tiraje???

En menos de 24h Adrián estaba ingresado en la UCI pediátrica, saturaba justito y estaba muy decaído el pobre; fue muy duro verlo con tantos tubos y cables, pero lo peor era pensar que los pediatras del otro hospital lo mandaban a casa sin mas.

Tras pasar 6 días y 5 noches en la UCI, nos pasaron a planta, y al día siguiente a casa, y el peque como si nada, por suerte durante el ingreso Adrián no perdió el apetito por lo evitamos estar mas días por deshidratación etc, etc.

Con esto os quiero decir que no hagáis caso al pediatra a pies juntillas, por que al fin y al cabo el peque ha estado con nosotras 9 meses, y nadie los conoce mejor que una madre, si el instinto os dice que no os convence lo que ese pediatra dice, buscar otro, por que mas vale una madre pesada que un peque malito en casa

No hay comentarios:

Publicar un comentario